10 Poemas de amor a distancia (originales y famosos)

10 Poemas de amor a distancia (originales y famosos)

El amor a distancia no es un amor fácil, pero sí un amor intenso. Sea porque han tenido que separarse por trabajo o estudios o porque se conocieron en internet, muchas parejas intentan mantener vivo el amor a pesar de los kilómetros.

Una forma de lograrlo son los poemas. Algunos poemas de amor a distancia reflejan lo difícil pero bonito de este tipo de relaciones.

A continuación, te dejamos una lista de 10 poemas de amor a distancia, algunos escritos por autores célebres y otros originales escritos especialmente para este post.


Poemas de amor a distancia originales

Estos poemas fueron escritos por Carlos Henríquez (@hente__) del equipo de Versos Libres, esperamos que te gusten.


Poemas de amor a distancia

1

Perdidx

Nuestro amor se encuentra en
ese lugar remoto que la distancia
esconde.
Y tú vives pegado a mi mente como
un recuerdo nocturno.

Tengo tu rostro marcado en mis
ojos,
tengo tu cabeza marcada en mis
hombros.

Tengo una vida esperando a ser
vivida,
tengo una mente que no deja de
pensar en ti.

Tengo un corazón que se expande
como una cuerda, esperando que me
encuentres.


2

Ausencia Cercana

Te siento, aunque no te tenga a mi lado.
Te tengo, aunque no te sienta.
Lo nuestro es como una ausencia cercana,
un espacio habitable, un amor innegable.
Lo nuestro es un amor de almas sin cuerpo,
pero palpable.


3

Por Ti

Quiero caminar por cada metro
que nos separa,
quiero cruzar esas aguas celestes.

Quiero volar por el cielo infinito,
quiero escalar por esa pendiente.
Porque si se trata de ti no hay imposibles.
Porque lo daría todo con tal de tenerte.
Porque por ti caminaría kilómetros
hasta por fin poder verte.


4

Amor Internacional

Te quiero, aunque no estés cerca; pero lo estarás.
No eres la persona que veo
cuando despierto; pero lo serás.
Nadie cree en lo nuestro,
y se sorprenderán
cuando vean que nuestro amor no
conoce fronteras, y que siempre
fuimos más que un quizás.


5

Distancia

Dicen que la distancia nos separa.
Yo creo que nos une,
que las ganas de verte
 me consumen,
que no hay posesión más cara
que tenerte.

Dicen que la distancia nos separa.
Pero cuando pienso en ti
me doy cuenta
que la distancia es solo una puerta
esperando ser abierta.


6

Si el destino nos juntó

Si el destino nos juntó
¿por qué la distancia tendría
que separarnos?
Porque lo que verdaderamente
importa cuesta,
y lo nuestro importa mucho como para dejarlo.


Poemas célebres de amor a distancia

Estos poemas de amor a distancia fueron escritos por grandes poetas hispanohablantes.


Poemas de amor a distancia

7

Canción de la ausencia – José Ángel Buesa

Espero tu sonrisa y espero tu fragancia
por encima de todo, del tiempo y la distancia.
Yo no sé desde dónde, hacia dónde, ni cuándo
regresarás… sé solo que te estaré esperando.

En lo alto del bosque y en lo hondo del lago,
en el minuto alegre y en el minuto aciago,
en la función pagana y en el sagrado rito,
en el limpio silencio y en el áspero grito.

Allí donde es más fuerte la voz de la cascada,
allí donde está todo y allí donde no hay nada,
en la pluma del ala y en el sol del ocaso,
yo esperaré el sonido rítmico de tu paso.

Comprendo que de mí ya se ría la gente
al ver cómo te espero desesperadamente.
Cuando todos los astros se apaguen en el cielo,
cuando todos los pájaros paralicen el vuelo
cansados de esperarte, ese día
lejano yo te estaré esperando todavía.

No importa: aunque me digan todos que desvarío,
yo te espero en las ondas musicales del río,
en la nube que llega blanca de su trayecto,
en el camino angosto y en el camino recto.

Niño, joven o anciano, sonriendo o llorando,
en el alba o la tarde, yo te estaré esperando,
y si me convenciera que ese ansiado día
no habría de llegar, también te esperaría.


8

Confidencias de amor (2) – Marilina Rebora

Estás lejos, amor: te cubre el follaje;
la maleza de la distancia impide que te vea
y no puedo oírte, solo ruidos de pájaros
al despertar la aurora escucho,
pero, más allá, tu voz amorosa suena
y me penetra para que sueñe contigo.


9

Para el alma no hay distancias – Carolina Coronado

Almas esposas seremos;
unidas existiremos
aunque tú vivas lejano,
que el mundo no puede, hermano,
lograr que nos separemos.

Misteriosa inteligencia
que no alcanzan de la ciencia
a explicarnos las razones
sustentan los corazones
separados en la ausencia.

Hay espíritus queridos
en la atmósfera esparcidos
que nos recuerdan y agitan,
y los amantes sonidos
de nuestras voces imitan.

Ellos viven en los vientos,
en los mares turbulentos,
en los astros y las flores,
en la luz y los colores
y hasta en los vagos acentos.

No se ven, aunque se miran,
pero se sienten, se aspiran
cuando tocándonos pasan,
cuando al tocarnos suspiran,
cuando al pasar nos abrasan.

En el murmullo del río
oirás el acento mío,
en la estrella más dorada
verá lucir tu mirada
mi exaltado desvarío.

Siempre juntos estaremos;
por la luna nos veremos
en las noches de verano:
¡cuánto hablaremos, hermano!
¡Qué de amores nos diremos!

¡Cuántas palabras suaves
que solo en el mundo sabes
me dirás; cuánta dulzura,
cuánta amorosa ternura
te diré, cuando tú acabes!

Y si quieres mensajero
más alegre y placentero
que la luna peregrina,
yo te enviaré, compañero,
 a la bella golondrina.

Ella por mí presurosa
cruzará el aire gozosa,
y entrando por tu ventana
te llevará una mañana
mi visita cariñosa.
«Despierta, mi bien querido;
-te dirá- si estás dormido,
que yo en su nombre te llamo:
ella dice… yo te amo:
Responde tú… no la olvido».


10

Distancia – Juana de Ibarbourou

Tu rostro siempre en mi sangre,
tu aliento sobre mi ensueño.
No hay torrentes ni murallas,
descansas sobre mi pecho.

Van y vienen aves lentas,
van y vienen golondrinas.
¡Ah, qué dulzura saberte
incorporado a mi vida!

Tan lejos y tan cercano.
Tan real y tan de mi niebla.
Vuelve la cara. Yo sé
que estás sintiendo mis venas.

Mi gozo es de luz y sombra
si te vas o te aproximas,
brilla o duerme la lucerna
que me alumbra la sonrisa.

¡Qué blando es el terciopelo
de tu ternura increíble!
Musgo que alivia mi sueño
cuando a la piedra se ciñe.

Anda y vuelve. Voy contigo
y quedas en mi desvelo.
Para mi sombra en tu sombra,
el cielo.

La distancia es un desafío que puede ser soportado e incluso vencido. Estos poemas de amor a distancia lo reflejan. Esperamos que te hayan gustado.